lunes, 12 de enero de 2015

Necesidad de escribir.

Así, para empezar, voy a explicar mis motivos para crear un blog -hecho que nunca imaginé que fuera a pasar, ya que soy de las que se guardan todo para sí-.
Últimamente me veo con una necesidad enorme por escribir, así que en un momento de lucidez decidí que compartir mis palabras con algún desconocido -en caso de que me lean- era una brillante idea.
Y aquí me tenéis, dispuesta a ponerme en el punto de mira. Pero, como futura filóloga hispánica que soy, confío en mi escritura.
Deseadme suerte.