sábado, 6 de febrero de 2016

¿Cómo iba a volar si no es contigo?

Y volar tan alto que las nubes sean cómplices de nuestra aventura.
Y nuestros sueños.
Que la caída duela menos porque son tus brazos los que me recogen.
Que no son jaulas, sino alas.
Porque,
¿cómo iba a volar, si no es contigo?